Ausencia de luz

(Por: Carlos Castillo)

Camino por senderos alternos, los conocidos minados están. Me libré de la carga, pero el paso es lerdo. Sigo sin visibilidad, la oscuridad es tan densa que con un cuchillo se puede cortar. El paso es impreciso, la ausencia de luz no me permite avanzar.

Libera nos Domine.

El sol y la luna en franca reyerta, de luz nos han privado. Seres luminosos aterrados se ocultan eludiendo el altercado. No me doy cuenta si han sido hacia ti los pasos que he dado. El avance por esta ruta con la ausencia de luz se ha retrasado.

Gloria in excelsis Deo. In secula seculorum.

El tiempo ignoro si pasa, ya no distingo el día de la noche. El calor se ausenta y el frío se extiende en pleno derroche en ausencia de luz. De tinieblas mi mundo hoy se ha poblado. Dada tu ausencia, ahora no percibo un cielo estrellado.

Fiat lux. Fiat voluntas tua.

 Dios te lo ruego, haz que pronto esta oscuridad termine. Si es necesario, que otro lucero el cielo ilumine. Sin ver, errando mis pasos caeré fácilmente en la tentación. Haz que la ausencia se vuelva presencia de luz y de amor.

 Sol lucet omnibus. Tibi gratia. Te Deum.

 

Carlos Gerardo Castillo Alvarado

Septiembre, 2011

Corregido en diciembre de 2015

Monterrey NL, México

 

 

 

Microrrelatos

(Por: Carlos Castillo)

CALLE

La calle corría pendiente abajo sin que alguien la esperara al final. Otro día correría en sentido contrario quizá con mayor suerte.

 PROLIJO

 Compungido, agotado y sin creatividad el escritor suspiró. Luego redactó dos líneas sobre la falta de inspiración y creatividad al escribir.

 SOPA DE LETRAS 1

Punto y coma se vieron de reojo sonriendo nerviosamente, pensaron que lo suyo no estaba funcionando y tal vez valdría la pena separarse.

 SOPA DE LETRAS 2

En la turba de letras de la página, una A las dejó boquiabiertas, una x fue ignorada por completo, y una O impactó con sus comentarios.

FIGURAS

-Anita lava la tina- dijo el palíndromo. -Tosca sutileza- dijo el oximoron. -¡Ocurrentes!- dijo el eufemismo.

AQUÍ

 …y las llaves finalmente lo encontraron a él.

INFINITO

Un soñador soñaba que un soñador soñaba que él soñaba con un soñador que soñaba que él soñaba con un soñador que soñaba que…

 PARADOX

Un hombre lleno de tristeza y vacío de ganas de vivir se abrió las venas. Vacío de sangre quedó en una morgue llena de cadáveres.

TRÁNSITO

Micaela, no Penélope, esperaba el tren que no llegaría; no traía zapatitos de tacón ni habría a quien decirle que no era a quien esperaba.

 Carlos Gerardo Castillo Alvarado.

Noviembre, 2013.

Corregido: Noviembre 2015.

Monterrey NL, México.

Lumen

(Por: Carlos Castillo A)

Cuando desperté esa luz estaba ahí, resplandeciente pero amigable, en el punto cimero de la enorme habitación que le daba cabida a un astro rey espectador de buenas nuevas. Jamás tan perfecto fulgor había venido, pero a partir de ahora no se irá de aquí; misteriosa luz que me transportará hacia mi interior, y ahí, en el centro del plexo hará la revolución que me librará del miedo.

¿Qué es la realidad? ¿Es sueño o vigilia? Mis sueños han ido perfilándose con minuciosos detalles de lugares, personas y acciones, con la percepción de todos mis sentidos. Dormido o despierto vivo y muero un poco cada vez. Sea cual sea la realidad el cambio empieza al despertar.

De noche, en esta oscura habitación también la luz penetra ocupando el espacio de las sombras que inevitablemente se alejan. Una marea de pulcra luz viene y crece, con ella el dolor se va. Esta misteriosa luz me transportará hacia el exterior y allá, en un punto del plano astral me veré flotar, librándome así del miedo.

Despierto y la veo en el sol, jamás tan perfecta creación se irá, misteriosa luz que me transportará…

¿Qué es la realidad? ¿Es el todo o es la nada? Ignoro que es lo que verdaderamente poseo pues al final lo tangible se evapora; sólo la razón y el espíritu permanecen. Sea cual sea la realidad el cambio empieza al despertar.

La habitación se ilumina, la luz penetra desplazando el espacio de las sombras que inevitablemente se alejan.

Hermosa y perfecta luz, dentro y fuera todo lo has de irradiar, me despliego a través de ti.

Pienso, existo, estoy en cualquier lugar; soy principio, soy la vía y soy fin.

 

Carlos Gerardo Castillo Alvarado

Octubre, 2012

Corregido en noviembre de 2015

Monterrey NL, México

De la follie (De la locura)

(Por: Carlos Castillo)

Por favor revisa bien debajo de la cama, justo fue ahí donde la habría perdido, común lugar para depositar recuerdos entre monstruos, promesas y olvidos.

Creo fue anoche, casi dormido, ¿O será estaba acaso ebrio? El caso es que la he perdido y no puedo librarme del miedo.

Sin ella soy un tipo común y corriente, una sombra gris, un minuto de oficina. Necesito recobrarla, equilibra mi mente y libera mi cuerpo de tan letal toxina.

No por nada la han elogiado, es motor, impulso de vida. Sin ella es como estar privado de llanto, de amor y de risa.

No es común que la pierda o aleje de mí, presente está en lo pienso, digo y hago. Tiene que estar en un rincón por aquí y no en un hospital o en algún otro lado.

He caminado por las nubes, he visitado un hormiguero. Lo he hecho aunque lo dudes y eso fue sólo durante el mes de febrero.

¡Que bien! Por fin la has encontrado justo cuando debo disponer mi viaje: ¡Listos los corceles de mi carruaje alado! Quizá en la luna leyeron mi mensaje.

 Carlos Gerardo Castillo Alvarado

Septiembre, 2011

Corregido en noviembre de 2015

Monterrey NL, México

 

Tu aplauso

(Por: Carlos Castillo)

Viernes, nueve de la noche, sin prisa inicio mi canto. El bar luce casi vació, no estás y te extraño tanto. Maestro, acompañe mi voz si no la desquebraja el llanto, interpretemos un blues, un bolero, un son, un tango, no importa que no aplaudan, si él no está, todo es tan vano.

Dos gardenias para ti

Quiero darte mi tesoro

Fly me to the moon, my dear

Contigo,  prenda que adoro

Somos novios, ayer dijiste

Bonita me has llamado

No me queda más creerlo

que eres mi Esclavo y amo

 Se van ocupando las mesas, el licor llena y vacía vasos. Extraño la forma en que besas, quiero me rodeen tus brazos. Maestro, no se detenga tengo que seguir cantando, tal vez me oiga y él venga, creo que lo he visto entrando. Se ha sentado junto a la barra, ahí atento me está escuchando.

Si el reloj no marcara las horas

y si las flores pudieran hablar

con los años que me quedaran

Alma, corazón y vida he de dar

Como quisiera decirte que

Te amo just the way you are

Y bien podrías cry me a river

Si tanto amor fueras a rechazar

Viernes, doce de la noche, sin prisa concluyo mi canto. El bar casi vació. ¡Aquí estás!, escucho tu aplauso.

 

Carlos Gerardo Castillo Alvarado

Septiembre, 2011

Corregido en noviembre de 2015

Monterrey NL, México

 

Le café à toi

(Por: Carlos Castillo)

 Es una tarde gris y lluviosa, pero no estamos en París, aunque sentados en tu banca pretenderíamos estar ahí. Próxima está la verde mesita, dos tazas listas en ella están, es el clima y el amor que incitan a preparar este café à toi.

Es instantáneo el deseo de estar, descafeinado de duda y dolor, con crema o leche para aclarar, una de azúcar le da buen sabor. Canela o vainilla para el aroma, bebe despacio que te puedes quemar. Mira arriba el sol ya se asoma, nuestra soireé ha de iniciar.

Laisse-moi te préparer un delicieux café à toi, toute le soireé à partager, c’est mon amour ce que tu bois.

Plus d’une tasse podrás tomar. No existe prisa, no llueve más, el suave aroma has de aspirar. Una  sonrisa tierna me darás. Moja tus labios, bebe conmigo este café à toi.

Fue una tarde gris y lluviosa, pero no estuvimos en París, más eso en verdad no importa porque tú estás junto a mí.

Laisse-moi te préparer un delicieux café à toi toute le soireé à partager c’est mon amour ce que tu bois.

 

Carlos Gerardo Castillo Alvarado

Septiembre, 2011

Corregido en noviembre de 2015

Monterrey NL, México

Yo te verbo

(Por: Carlos Castillo)

Tú te galaxias

Yo me aerolito

Tú me planetas

Yo te meteoro

 

Tú te primaveras

Yo me otoño

Tú me épocas

Yo te año

 

Tú te armonías

Yo me tresillo

Tú me melodías

Yo te ritmo

 

Tú te dramas

Yo me episodio

Tú me poesías

Yo te verso

 

Tú te prosas

Yo me párrafo

Tú me letras

Yo te acento

 

Tú te sílabas

Yo me diptongo

Tú me estrofas

Yo te verbo

 

Carlos Gerardo Castillo Alvarado

Noviembre 2015

Monterrey NL, México

El cuarto de lo interior

(Por: Carlos Castillo)

Toma mis manos, cierra los ojos y dime qué ves…

¿Es el Cielo o el Infierno? O ¿es la esquina de tu habitación donde ocultas detrás de ese bloque tus grandes miedos, tus oscuros deseos tu odio, tu ira o tu redención?

¿Eres tú acaso el autor, o transcribes de otro su vida? ¿Será pues el dolor que tiene tu mente perdida?

Inscribes tu vida, luego la borras de esos grises muros ¿Te arrepientes de tus hechos o das espacio a otros nuevos? ¿Es con sangre que describes tus aprensiones tus desconfianzas tus viles prejuicios o tu desosiego?

¿Eres tú acaso el autor, o transcribes de otro su vida?

Publica en tu vida las páginas de tu cuarto interior.

(Quizá alguien más las lea…)

Carlos Gerardo Castillo Alvarado

Septiembre, 2011

Corregido en noviembre de 2015

Monterrey NL, México

(Otro) Mundo

(Por: Carlos Castillo)

Todo un mundo de fantasía se presenta delante de mí…

El viaje ha sido largo y cansado, con nubes espesas y vientos furiosos de tantas tormentas; así hemos volado. Entre arbustos azules y rojos, ríos de plata y sábila van al valle dorado. Niños y aves comparten espacio, jugando y volando van hacia el pueblo de estrechas calles. Altas montañas nevadas de azúcar rodean el valle de pasto diáfano, y las mariposas se prenden de ti, ríes mientras lloras tomando mi mano; espera, descenderemos aquí. 80 días de viaje en globo por cielo sobre el mar… siempre quisimos recorrer el mundo en vez de sólo soñar.

Todo este mundo de fantasía se presenta delante de ti…

El viaje concluye, al menos por aire; seguimos por tierra sin prisa ni miedo por el bello valle. 80 días de viaje en globo, por cielo sobre el mar… siempre quisimos recorrer el mundo en vez de sólo soñar.

Carlos Gerardo Castillo Alvarado

Septiembre, 2011

Corregido en noviembre de 2015

Monterrey NL, México

En espera (Inspirado en el relato Preparación de los recuerdos, de Julio Cortázar)

(Por: Carlos Castillo)

 Junto a la puerta y de pie esperan esos recuerdos que una vez atesoré y hoy pretendo no verlos. Llueva, haga frío o calor aguardan entrar con sosiego llenos de dolor y sopor esperan los llame de nuevo. Dentro de este recinto corrían, andaban sin freno, viviendo así todos los días de verano, otoño e invierno.

Afuera de casa siguen mis recuerdos, silentes y ansiosos, pretendo no verlos. De no darles entrada seguirán en espera; bien podrían perderse antes que eso suceda.

Cierta vez, ofuscado les pedí salieran de casa, en silencio, cabeza abajo se fueron cubriendo su cara: El sonido de tu risa, tu calor en mi cama, el olor a café caliente, el sol por la ventana. El libro de Cortázar, la foto mal tomada, los días felices y tu llanto en mi almohada.

Afuera de casa siguen mis recuerdos, silentes y ansiosos. Pretendo no verlos, pero de no darles entrada morirán en espera… o podrían entrar empleando la fuerza.

Carlos Gerardo Castillo Alvarado

Septiembre, 2011

Corregido en octubre de 2015

Monterrey NL, México